13/03/2009

Las grullas y la predicción meteorológica

ampliar Estas últimas semanas han surcado el cielo de Santa Cruz miles de grullas organizadas en bandadas con forma de V. Se dirigen al centro y norte de Europa, después de invernar en las templadas zonas del norte de África. Durante el largo viaje pueden encontrarse en situaciones complicadas que, gracias a sus capacidades para trabajar en equipo, lograrán superar. Son las condiciones meteorológicas y el relieve sus principales retos y aliados.

El macizo de San Juan de la Peña, enclavado en mitad de la gran Depresión Media, actua de lugar de reunión de las bandadas antes de cruzar la parte más alta y dificultosa de la cordillera. Las corrientes de aire ascendente que se generan en el macizo de San Juan permiten que las grullas se congreguen a miles pudiendo así reorganizarse según lo requiera la meteorología del momento. En situaciones extremas con un frente potente del noroeste, las grullas no pueden pasar y deben esperar incluso días hasta que amaine. Conservar grasa corporal es imprescindible como reserva de energía ante tales situaciones y por ello son tan importantes los humedales españoles que sirven de avituallamiento y descanso durante el viaje.

Según la sabiduría popular de Santa Cruz, cuando el grueso de las grullas pasa en marzo significa que el invierno está retrasado. Este año han pasado a partir de los últimos días de febrero y todavía hoy circulan grandes bandadas, así que si hacemos caso aún puede nevar...

Si la "brulla" no pasa en febrero, el invierno está "zaguero"
Riorcal
Enviar e-mail
diseño web zaragoza: Piensaenweb + Garabato